Cadenas para la nieve de coche: todo lo que tienes que saber

Ahora que se acerca el invierno, no olvides llevar en el coche unas buenas cadenas. Pero ¿es obligatorio llevarlas? Respondemos esta y otras preguntas. Automóvil

En los meses más fríos es más que recomendable llevar las cadenas en el maletero. De hecho, en algunas regiones de riesgo es obligatorio llevar un juego de cadenas metálicas, textiles o llevar neumáticos de invierno para poder circular, debido a la acumulación de nieve. Sin embargo, aún hay personas que no creen necesario adquirir este elemento, ya sea porque consideran que no lo van a necesitar en el medio en el que se suelen mover o por dejadez e imprudencia.

Sin embargo, hay que tener presente que un temporal de nieve en invierno puede sorprendernos en cualquier lugar y momento, poniendo en riesgo nuestra seguridad en el coche.

¿Cuándo es obligatorio conducir con cadenas?

Atendiendo a la normativa exigida por la Dirección General de Tráfico, es obligatorio utilizar cadenas para nuestro coche (o ruedas de invierno) siempre que el conductor circule hacia lugares de montaña o zonas en las que exista nieve. Existe una excepción a esta norma, y es que hayas equipado tu coche con neumáticos con el distintivo M+S

Como hemos apuntado al inicio, no es obligatorio por ley llevar las cadenas en el maletero en todo momento, pero debes saber que si llegas a una zona de carretera en la que una señal te lo indique tendrás que colocarlas en tu coche, así que parece sensato llevarlas en el interior del vehículo durante la temporada de invierno.

Si tengo un accidente y no llevaba las cadenas, ¿me cubre el seguro?

Aunque la autoridad competente te impediría el paso en condiciones climatológicas adversas o la propia nevada no te dejaría avanzar con el vehículo, si decidieras continuar camino estarías arriesgando de manera innecesaria tu integridad física y la de quienes te acompañen, así que mejor esperar a que pase el temporal como te indicarían los agentes de carretera o tu propio sentido común.

Hay otra consecuencia de seguir tu camino incumpliendo las señales de la carretera o de los agentes de tráfico, y esta es económica, porque se proponen sanciones de hasta doscientos euros si circulas sin cadenas por tramos en los que es obligado el uso de las mismas o de neumáticos de invierno. 

Circular sin cadenas cuando sea necesario su uso conlleva una sanción económica en forma de multa

Eso sí, en una situación en que los agentes de tráfico no te han impedido el paso, circulas sin cadenas y tienes un accidente, en principio tu seguro de coche podría cubrirte los daños, ya que nadie te ha indicado expresamente que dejaras de circular. Como en tantas otras ocasiones, esta afirmación debemos entenderla con cierto cuidado, porque es verdad que puede no haber intervenido la autoridad, pero sí podrían haber existido señales que advirtieran de la obligatoriedad del uso de cadenas y la aseguradora podría alegar que, en ese caso, es responsabilidad del conductor continuar circulando sin ellas y rechazar el siniestro. El siguiente paso sería, muy probablemente, acabar yendo a juicio.

Pensando que puedes verte envuelto en una de estas hipótesis, te conviene y mucho comparar seguros de coche para decidirte por uno que incluya entre sus coberturas la defensa jurídica y así tener un soporte en casos en los que te vieras obligado a acudir a los juzgados a causa de algún siniestro.

Conducir sin cadenas en la nieve: qué tener en cuenta

Si eres de los despistados que te olvidas las cadenas en casa y te encuentras en la situación de tener que conducir sin cadenas en la nieve, toma nota de los siguientes consejos para salir ileso de esta peligrosa experiencia:

  • Si sueles moverte en una zona donde los inviernos son duros, procura cambiar los neumáticos de tu coche y montar unos neumáticos de invierno cuando lleguen los meses de más frío. Su adherencia es mayor en suelos húmedos o helados. Si tienes que conducir en nieve sin cadenas, unos neumáticos de invierno mostrarán un mayor agarre y conseguirán que llegues a tu destino sin sufrir ningún susto o contratiempo.
  • Cuando debas conducir en nieve sin cadenas, procura mantener una conducción suave y evita los frenazos bruscos en todo momento para evitar un derrape del coche. Piensa que las hendiduras de las ruedas se pueden rellenar con el agua helada, convirtiendo el neumático en un esquí.  Cuando debas frenar, hazlo de forma gradual y muy suavemente. 
  • Evita los volantazos y conduce con lentitud. Todo movimiento brusco por tu parte desestabilizará el vehículo. 
  • Si el coche derrapa, ni frenes ni des volantazos. Levanta el pie del acelerador y trata de estabilizar el coche moviendo suavemente el volante.
  • Reduce la velocidad todo lo que puedas para ganar en seguridad en caso de accidente.
  • Si tu vehículo se queda bloqueado en la nieve, no aceleres mucho para intentar sacarlo. Al hacerlo, las ruedas se enterrarán aún más y te quedarás atascado definitivamente. Intenta poner el coche en movimiento acelerando de forma suave y, si es posible, ayúdate de una tabla o trozo de tela que proporcione agarre a los neumáticos. Si, al hacerlo, notas que las ruedas se entierran aún más en la nieve, déjalo estar.
  • Lleva lleno el depósito de combustible. Este consejo de por sí no te ayudará a conducir en la nieve sin cadenas, pero te será de gran ayuda si tu vehículo se queda atascado o no te ves capaz de continuar la marcha. Un depósito lleno te garantizará poder mantener la calefacción del vehículo encendida hasta que alguien llegue a socorrerte. Llevar una o varias mantas en el maletero en los meses de invierno también puede resultar muy útil en este tipo de situaciones.

¿Es obligatorio llevar cadenas en el coche?

Ya hemos visto que no es obligatorio llevar las cadenas en el coche, pero que, si necesitas ponerlas obligatoriamente porque te lo indican los agentes de tráfico o porque de no hacerlo no podrías continuar tu camino, y no las llevas en el maletero… te quedas en el arcén te pongas como te pongas. Así que, sin ser obligatorio, es muy recomendable llevarlas, sobre todo si te mueves por zonas donde puede nevar de manera imprevista y seguro que te sacan de más de un apuro.

¿Cómo se ponen?

Saber cómo colocar cadenas para la nieve en las ruedas del coche sigue siendo un quebradero de cabeza para muchos, porque tenemos la mala costumbre de hacer el primer intento de su colocación justo en el momento en que realmente se necesitan, es decir, en medio de una ventisca, con mala visibilidad, frío e inexperiencia.

Si nunca has visto unas cadenas para la nieve, ni intentado colocarlas, es lógico que te cueste comprender cómo se ponen la primera vez.

No vamos a explicar aquí los pasos para su colocación porque es difícil comprender cómo se hace sin una infografía que indique con imágenes a qué partes de la cadena nos estamos refiriendo. Pero esto no supone ningún inconveniente para que comprendas qué debes hacer para saber cómo colocar cadenas para la nieve

Hablar aquí de piezas de la cadena que no conoces y que debes unir, anclar o pasar por detrás del neumático, no te aclarará mucho. 

Consultando el manual de instrucciones de cualquier juego de cadenas para la nieve, lo entenderás rápidamente, pero es estrictamente necesario que, como hemos dicho antes, ese manual no lo consultes por primera vez justo en el momento que necesites colocarlas en medio de una nevada.

Aparte de este, hay otros consejos que puedes seguir para que la colocación de las cadenas para la nieve se realice de forma cómoda y rápida:

  • Cuando compres las cadenas para la nieve, asegúrate que son del tamaño adecuado para las ruedas de tu vehículo.
  • Nunca olvides llevar unos guantes, una linterna y una manta en el maletero. Serán imprescindibles a la hora de colocar las cadenas para nieve. Tendrás que arrodillarte, por lo que, si lo haces sobre la manta, evitarás el frío en las rodillas y espinillas. Los guantes también mantendrán tus manos calientes, lo cual facilitará el trabajo, así como la linterna, que mejorará la visibilidad.
  • Ensaya varias veces con el manual de instrucciones en un lugar tranquilo, sólo como prueba. Coloca y retira varias veces las cadenas en las ruedas siguiendo los pasos que indica el manual. Esto hará que en el momento en que realmente necesites colocar las cadenas para la nieve, la acción se realice con más rapidez.
  • Realiza la colocación de las cadenas para la nieve sobre un terreno horizontal, porque el vehículo no debe estar inclinado.

¿Las cadenas de tela son recomendables?

Hay quienes están a favor y quienes están en contra de estas cadenas de tela para la nieve. Lo cierto es que cuentan con ventajas e inconvenientes que desgranaremos a continuación para que puedas sacar tus propias conclusiones:

Entre sus ventajas están que se colocan de manera mucho más rápida y sencilla, que por su material textil no producen apenas vibraciones en carretera ni ruido al circular y no dañan las ruedas, cosa que sí puede ocurrir con las cadenas metálicas tradicionales, sobre todo si las tienes que llevar durante mucho tiempo seguido.

En el otro lado de la balanza encontramos su precio, más elevado que las de metal, su inferior durabilidad, ya que se desgastan con rapidez y debemos quitarlas en cuanto termine el tramo nevado de carretera, o su adherencia, más baja que la de las cadenas tradicionales.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS