¿El seguro cubre el atropello de un perro?

Ha aparecido de pronto en la carretera y no has podido esquivarlo. ¿Nos cubre el seguro el atropello de un perro? Automóvil

Cuando vamos en coche, podemos encontrarnos de repente con la irrupción de un perro en la calzada. Esta situación nos pone en peligro, porque la reacción que suele tener quien está conduciendo es en muchas ocasiones dar un volantazo que puede sacarnos de la carretera, causando grandes daños a nosotros mismos y a terceros. Los perros pueden escaparse de sus dueños y salir corriendo, apareciendo de pronto entre el tráfico sin que hayamos podido preverlo. Y es que los perros están catalogados por las estadísticas como los animales que provocan un mayor número de accidentes, lo que se puede explicar debido al número de perros que hay en España -más de 10 millones- y según los veterinarios, esta cifra seguirá creciendo ya que la gente cada vez vive más sola y buscan la compañía de una mascota que mitigue esta soledad o se la introduce en la familia por la insistencia de los niños. 

Volviendo al tema del post, si no has podido esquivar a un perro y has tenido un accidente, es importante determinar de quién es la responsabilidad, porque pueden darse varias circunstancias. Y nos interesa también porque una vez hemos comprobado el alcance de los daños, cómo está el animal, si su dueño está por los alrededores y si nosotros estamos bien,  es normal pensar si nuestro seguro de coche nos cubrirá este siniestro.

He atropellado a un perro suelto

En este caso, la acción inmediata que debes llevar a cabo es parar el coche en una zona segura para el resto de los vehículos y llamar a la Guardia Civil o la Policía, para que puedan personarse en el lugar donde has tenido el accidente. Deberán hacer un atestado y buscar y tratar de identificar al dueño del perro. Lo normal sería que el perro llevase implantado el chip identificativo, ya que es obligatorio para todos los perros que son animales de compañía estar censados. Gracias a este chip, se podrá localizar fácilmente a su propietario y reclamarles los daños sufridos en el accidente que ha sucedido a causa de su perro. El Código Civil indica que es el dueño del animal quien debe responsabilizarse de los daños que este ocasione. 

Es buen momento para verificar si tu seguro de coche incluye cobertura de defensa jurídica o reclamación de daños, para estar preparado y no dudar en el peor momento si te ocurriera un incidente de este tipo. Si no es así, siempre puedes añadir la cobertura o contratar un nuevo seguro para tu vehículo.

En el supuesto de que el perro no pudiera ser identificado, bien porque no tiene chip, porque hubiera sido transferido y los trámites aún no estuvieran documentados o no encontrasen a sus propietarios, solo te repararán los daños sufridos en tu coche si tienes un seguro con cobertura de daños propios..

He atropellado a un perro que iba atado y estaba con su propietario

Si lo que ha sucedido es que perro y dueño cruzaban por un lugar habilitado para peatones -un paso de cebra, por ejemplo- y el animal iba atado, la situación que se presenta es totalmente diferente.

Aquí serás tú el responsable del accidente y te corresponde abonar una indemnización al dueño por los daños que haya sufrido el perro, incluyendo la factura (o facturas) del servicio veterinario o indemnizarle si el animal pierde la vida a causa del atropello. La cobertura de Responsabilidad Civil es la que te ayuda en este caso, siempre teniendo en cuenta los límites que la póliza estipule para ello y será tu aseguradora quien se encargará de esto.

Si a consecuencia del impacto tu coche presenta algún daño, solo será reparado por el seguro si cuentas con cobertura de daños propios que vimos en el supuesto anterior. Si no es así, te tocará rascarte el bolsillo. Ojo, que lo mismo sucede si has atropellado al dueño (o a los dos).

En Génesis Auto consideran cubierta la reparación de los daños materiales sufridos por el coche a consecuencia de la colisión por atropello con animales domésticos, siempre que la responsabilidad de dicha colisión no recaiga sobre el conductor del coche asegurado (y se te exigirá atestado policial en cualquier caso).

Si tienes contratada cobertura de daños propios y tienes franquicia, no se te aplicará en caso de colisión con animal doméstico (o cinegético, pero de eso ya hemos hablado en otro post).

Pelayo Auto, por su parte, contempla la cobertura de daños por colisión contra animales domésticos desde su póliza Terceros a Medida, pero solo si se contrata también la cobertura de lunas. Si eliges un Terceros Ampliado, tendrás cubierto este siniestro. 

Aún sabiendo cuándo te cubriría el seguro de tu coche si te ves envuelto en el atropello de un perro, no debes olvidar nunca que la mejor prevención es la precaución, y que tenemos que conducir siempre prestando el máximo de atención a todo lo que nos rodea, ya sean otros vehículos como coches, motos, camiones o bicicletas; muchísima también a los peatones, sin olvidar a los animales.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS