Importancia de cambiar el filtro del aceite del coche

Los filtros en el coche son más importantes de lo que podemos pensar. Debemos cambiarlos con la regularidad que indica el fabricante para no tener problemas. Hoy hablamos del filtro del aceite. Automóvil

Es algo fundamental tener en cuenta el mantenimiento de nuestro coche si queremos que nos dure muchos años, por lo que debemos realizar revisiones periódicas para tenerlo siempre a punto y reducir el riesgo al volante.

Realizar un buen mantenimiento nos evitará averías en el futuro

En estas revisiones se hace una valoración a fondo de los puntos clave del coche, sustituyendo algunas piezas que sufren desgaste por el uso, y rellenando o sustituyendo líquidos de los diferentes sistemas de nuestro vehículo. Los filtros (como el filtro de aceite o el filtro de aire) también sufren desgaste, ya que con el paso del tiempo se van obstruyendo por acumulación de suciedad y no realizan su función de manera óptima, ocasionando un mayor desgaste de la mecánica de nuestro coche y aumentando el consumo de combustible.

Las piezas del interior del motor funcionan correctamente gracias a la lubricación que les proporciona el aceite, que reduce considerablemente la fricción entre ellas y logra un adecuado engranaje, por lo que sustituir el filtro de aceite se convierte en una tarea necesaria, y teniendo en cuenta su bajo coste, en un elemento a sustituir prácticamente en cada cambio de aceite de nuestro vehículo.

¿Por qué hay que sustituir el filtro del aceite?

El motor de nuestro coche es la pieza fundamental que entrega la potencia al resto de la maquinaria para que pueda funcionar, por lo que mantenerlo en perfecto estado es una prioridad que debemos tener en cuenta si queremos evitar averías de mayor calibre. El aceite es el encargado de lubricar nuestro motor, por lo que elegir un aceite de calidad nos garantizará el mejor cuidado para nuestro coche.

Cambiar en su debido momento los filtros nos evitará posibles averías mientras circulamos, que podrían hacernos perder el control de nuestro vehículo y tener un accidente. Es importante evitarlas, ya que aparte de proteger nuestra seguridad, ahorraremos gastos en reparaciones costosas que quizá no habrían sucedido realizando un correcto mantenimiento de nuestro vehículo.

El filtro de aceite de un coche es una pieza dedicada a filtrar las impurezas que pueda contener ese aceite antes de que pase por el circuito de engrase del motor. Si éste faltara, el aceite contendría partículas y residuos de la combustión, que desgastarían prematuramente la mecánica interna, llegando a producir incluso obstrucciones en algún elemento móvil del motor.

Pon a punto tu coche siempre que vayas a emprender un viaje largo por carretera

Para circular de forma segura y evitar daños en el motor de nuestro coche, debemos llevarlo a realizar un mantenimiento según la cantidad de kilómetros recorridos o del periodo de tiempo recomendado por el fabricante. Lo más prudente es hacer una revisión de nuestro coche cada año, incluyendo el cambio de filtro de aceite para evitar que esté demasiado sucio y no filtre bien el lubricante de nuestro motor. Pon a punto tu coche en verano, o en cualquier otra estación del año, siempre antes de un viaje largo, ya que aumentarás el rendimiento del motor, no desperdiciarás combustible, y evitarás averías por el menor desgaste de las piezas del motor.

Si quieres darle a tu vehículo el mejor mantenimiento, puedes comparar entre seguros de coche; en El Corte Inglés Seguros dispondrás de los mejores del mercado, entre los cuales se incluyen algunos servicios especiales con talleres en todo el territorio nacional, en los que técnicos especialistas se encargarán de prestar multitud de servicios gratuitos. Ponte en contacto con nosotros a través de la página web de El Corte Inglés, pulsando el botón “llámanos”, o “te llamamos”, y podrás realizar cualquier consulta a nuestros asesores especializados en seguros de coche.

¿Cómo cambiar el filtro del aceite?

Tras todo lo comentado anteriormente, ya tenemos claro que hemos de sustituir el filtro del aceite cada vez que cambiemos el aceite de nuestro coche, ya que apurarlo demasiado es un riesgo innecesario para el motor, sobre todo teniendo en cuenta su bajo coste

El proceso para cambiar el filtro del aceite no es demasiado difícil de realizar de forma casera, aunque siempre es más recomendable acudir a un taller especializado, donde lo harán de manera eficaz y rápida. Si quieres ahorrar un poco en la mano de obra, puedes comprar tú mismo el filtro del aceite en un distribuidor de confianza, asegurándote de consultar previamente el manual del fabricante de tu coche para elegir el filtro adecuado.

Una de las cosas que mucha gente olvida, es ponerse ropa adecuada, que no te importe ensuciar, ya que el aceite de motor deja manchas difíciles de eliminar de la ropa y de las manos, por lo que usar guantes también es algo a tener en cuenta. Cuando hayamos conseguido el filtro del aceite y estemos vestidos con prendas apropiadas, lo primero que debemos hacer es vaciar el depósito de aceite (por eso el cambio del filtro se debe hacer a la vez que el cambio de aceite ya que, al rellenar el depósito de nuevo, no debemos hacerlo con el aceite antiguo) y después, te recomendamos seguir estos tres sencillos pasos:

Extraer el filtro de aceite antiguo

Para poder extraer con precisión el filtro de aceite, debemos conocer su ubicación en nuestro vehículo. Suele encontrarse en la parte media o baja del motor del coche, pero podemos consultar el manual del fabricante para saber dónde se encuentra sin lugar a dudas. 

Es muy importante poner algún tipo de recipiente justo debajo del filtro, ya que pueden caer restos de aceite del motor. 

Con una llave específica, debemos desenroscar el filtro de aceite en sentido contrario a las agujas del reloj.

Preparar el nuevo filtro de aceite

En este paso, debemos limpiar cuidadosamente el lugar donde enroscaremos el nuevo filtro, y engrasaremos la rosca y la goma que va al motor con aceite nuevo.

Colocar el nuevo filtro de aceite

Debemos enroscar el filtro de aceite nuevo en su sitio de forma manual, hasta que haga tope. Podemos ayudarnos de un trapo seco para apretarlo, pero no debemos pasarnos, ni usar nunca una llave, ya que podríamos provocar fugas de aceite si dañamos la junta por apretar demasiado.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS