Pon a punto tu coche para este verano con estas recomendaciones

Las esperadas vacaciones se ven ya a la vuelta de la esquina. Si este año decides no usar el avión, el tren o el barco y vas a viajar con tu coche, hay que ir pensando en ponerlo a punto para partir. Automóvil

En este artículo podrás informarte acerca de

3, 2,1… ¡Vamos! Las tan esperadas vacaciones de verano ya están aquí, ahora sí que no hay marcha atrás. Ya toca relajarse y disfrutar de unos merecidos días de descanso.

Con toda la alegría con la que comenzamos este artículo, no podemos olvidar que en el verano de 2021 -y puede que en el de 2022 también- las vacaciones podrían cobrar un matiz que nunca nos hubiéramos atrevido a predecir. Y es que tras la pandemia mundial sufrida el pasado 2020, estamos ante las primeras vacaciones que muchos vamos a disfrutar en los últimos dos años. Aunque el pasado año el verano fue un poco más tranquilo de lo habitual, lo que vino después no lo fue tanto por la relajación en las medidas de seguridad de los que decidieron viajar con menor cuidado del que se hubiera debido. 

Ahora que ya sabemos algo más, que estamos más concienciados, que alrededor de 10 millones de personas ya están vacunadas en España y parece que la situación epidemiológica comienza a remitir levemente, este verano -aunque sin bajar la guardia- podremos disfrutar de las tan ansiadas vacaciones. 

Los viajes en coche y en autocaravana se han convertido en una opción muy demandada de todos aquellos que quieren disfrutar de unos días de descanso sin demasiadas aglomeraciones. Es más, para los que disfrutan viajando fuera de España, todavía hay muchos países cerrados o con demasiadas restricciones y, por tanto, lo que se recomienda en los próximos meses es disfrutar de un viaje dentro de nuestro país, y además así podremos ayudar al turismo nacional, tan castigado últimamente. 

Cuando nos ponemos a organizar un viaje con amigos, en pareja o en familia, lo primero que solemos hacer es fijar un presupuesto para después elegir alojamiento y reservar aquellas atracciones turísticas que queramos visitar. Por regla general, dejamos todo muy atado para que, llegado el momento de disfrutar de los días de descanso, no tengamos que preocuparnos de organizar nada. Ahora bien, ¿qué es lo único que dejamos para el final? Posiblemente, lo más importante, el coche. Es muy conveniente revisar el estado de la póliza de nuestro seguro de coche para no llevarnos ningún susto cuando estemos a kilómetros de casa 

Cuando viajamos por España, por norma general, nos gusta hacerlo con el coche para poder llevar todo el equipaje necesario sin restricciones de ningún tipo más que la capacidad de nuestro vehículo. En la retina de todos está la típica operación salida de todos los veranos que tiene lugar casi todos los fines de semana desde julio hasta septiembre en las principales autovías de España, cuando encontramos un atasco y llegado al punto clave, nos damos cuenta de que es por un conductor que está esperando el servicio de grúa o un mecánico. ¿Por qué sucede esto?  Muy sencillo, por no haber preparado el vehículo antes de salir. A veces es por dejadez, otras por descuido y también hay quien piensa que el coche no necesita una revisión previa. Nada más lejos de la realidad y mucho más tras estos meses donde hemos bajado el ritmo de escapadas y hemos usado muy poco el vehículo para trayectos más largos que los del día a día. 

Toma nota de estos consejos y llega a tu destino sin sufrir ningún percance que se podría haber evitado. 

Consejos para preparar el coche este verano

Tanto si decides llevar tu vehículo a un taller mecánico para que el profesional realice una revisión general, como si te atreves tú mismo a revisar cada una de las partes necesarias. Deberías empezar por: 

  • Revisar los frenos: busca un ambiente relativamente seguro, por ejemplo, en el campo o en un solar grande en el que nadie corra peligro y realiza alguna prueba de frenada para ver cómo reacciona el vehículo, o si notas algún sonido extraño que se deba revisar. 
  • Revisar la presión de los neumáticos y su estado: la mayor parte de incidentes o averías leves que tienen lugar en este tipo de desplazamientos de distancia media o larga están relacionados con los neumáticos. 
  • Revisar los amortiguadores: para este cometido, lo ideal es que acudas a tu mecánico de confianza. 
  • Días antes de salir de viaje, prueba a hacer un viaje de corta distancia para comprobar si, de repente, aparece algún fallo de mecánica o electrónico. Imagina si te sucede el primer día de vacaciones. De esta forma, posiblemente lo evites y tendrás tiempo para solucionar el problema. 
  • Revisar todo lo que tenga que ver con los líquidos: como líquido de frenos, aceite, agua del limpiaparabrisas o líquido refrigerante. 
  • Revisar el alumbrado. ¿Hay alguna luz fundida? ¿Está la dirección de cada faro bien colocada? 
  • Revisar los accesorios que, a priori no pueden parecer importantes, pero sí lo son, por ejemplo, la escobilla de los limpiaparabrisas. Si durante las vacaciones de verano te pilla una típica tormenta estival, agradecerás haber seguido este consejo. 

Por último, y no menos importante, siempre recomendamos comprobar toda la información relacionada con tu seguro de coche o, si te vence antes de vacaciones, dar un vistazo a toda la oferta de seguros de coche del mercado por si ha llegado el momento de cambiar de compañía, o de póliza. 

Algunos de los requisitos fundamentales que ha de tener un seguro de coche para que puedas viajar en verano con tranquilidad, ya sea con familia, en pareja o con amigos son: 

  • Protección a terceros. Además es obligado por ley, si no tienes como mínimo un seguro de responsabilidad civil no puedes conducir por la vía pública. 
  • Asistencia en carretera. ¿Tiene que venir un profesional a cambiar una rueda porque no las has revisado con anterioridad? ¿Necesitas una grúa o quizá un coche de sustitución? Gracias a esta cobertura dispondrás de ayuda frente a un gran número de imprevistos durante tu desplazamiento.  
  • El seguro del conductor es el encargado de proteger la propia vida del conductor (suele coincidir con el tomador del seguro), así como, en caso de defunción, la de sus beneficiarios o herederos. 
  • Defensa jurídica ante cualquier suceso que pueda acontecer. 

Estas son algunas de las principales coberturas y, dependiendo de la compañía aseguradora y del tipo de póliza elegida, podrán estar incluidas o no. Por regla general, un seguro de coche a todo riesgo es el que más coberturas contempla de base, pero siempre se podrán añadir aquellas que se necesiten y que sean opcionales, dependiendo de los deseos o necesidades de cada tomador. Buen viaje, nos vemos a la vuelta.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS