¿Se puede pasar la ITV con un golpe de chapa?

¿Te planteas si pasarás la ITV con ese arañazo que llevas en una puerta? ¿O es un señor arañazo con abolladura incluida que te hiciste rozando una columna? Echa un vistazo y descubre qué sí y qué no te impide pasar la ITV con éxito. Automóvil

Una de las condiciones para poder circular con nuestro vehículo es que tenga la ITV en vigor, es decir, que no haya superado el plazo de tiempo máximo para realizar la Inspección Técnica de Vehículos sin hacerla. Este plazo de tiempo variará según los años que tenga nuestro vehículo, y también dependerá del tipo de vehículo del que se trate. 

Todos los vehículos están obligados a pasar la ITV

Ningún vehículo puede quedar exento de la obligación de pasar la ITV, excepto aquellos que estén dados de baja.

¿Qué fallos pueden causar que no superes la ITV? ¿Se puede pasar la ITV con un golpe de chapa?

Son muchos los vehículos rechazados a diario en las estaciones de ITV, principalmente por fallos graves en el alumbrado. La ITV no es un mero trámite al que se acude, se abona la cantidad de la prueba y se acabó, sino que se trata de una prueba exigente que requiere que tengamos el coche en buenas condiciones para poder superarla. 

Las inspecciones técnicas de vehículo pueden arrojar distintos resultados.

ITV favorable

Se da en aquellos casos en los que el vehículo al que se le realiza la inspección supera todos los baremos de las pruebas y se encuentra en estado óptimo para poder circular.

ITV favorable con fallos leves

Es cuando el vehículo tiene algún fallo no considerado grave, y se permite al conductor subsanar esos defectos sin la necesidad de volver a realizar la ITV.

ITV desfavorable

Ocurre cuando el vehículo presenta un fallo grave que requiere algún tipo de reparación. El vehículo podrá circular únicamente para desplazarse a un taller, y no se podrá usar hasta que no esté reparado el fallo y se supere la ITV

En caso de no acudir a realizar la ITV antes del plazo de dos meses, la Jefatura Provincial de Tráfico emitirá una orden de prohibición de circulación y propondrá la baja del vehículo en cuestión.

ITV negativa

Se da solo en los casos en los que el vehículo tiene un defecto tan grave que se prohíbe totalmente su conducción, teniendo en este caso que solicitar una grúa para poder remolcar el vehículo hasta un taller. Tras ser reparado, se podrá conducir únicamente hasta la estación de ITV por la ruta más corta, y se mantendrá esta prohibición hasta superar de manera favorable la nueva ITV.

Un golpe de chapa puede acabar en una ITV desfavorable

Un golpe en la chapa de nuestro vehículo puede conllevar una ITV desfavorable, por lo que pasaremos o no la inspección según su gravedad. Si el golpe de chapa se refiere a abolladuras, arañazos o desconchones a nivel estético, se considerarán defectos leves y tendremos una ITV favorable con fallos leves; pero si se trata de un golpe de chapa más serio, que afecte a la carrocería en su conjunto, podría considerarse un fallo grave (ya que afectaría a la aerodinámica, al consumo y a la seguridad del vehículo), y tendríamos en este caso una ITV desfavorable, por lo que tendríamos que acudir al taller a repararla y volver a tratar de pasar la ITV de nuevo.

¿Me cubre el seguro el golpe de chapa?

En el supuesto de llegar con un golpe de chapa a pasar la ITV y obtener un resultado desfavorable, tendremos que pensar en cómo afrontar esa reparación. Es aquí donde juegan un papel esencial los seguros de coche, ya que dependiendo del que tengas, podría salirte la reparación gratis, puedes pagar una franquicia, o tener que abonar el total de tu propio bolsillo.

Si el golpe de chapa te lo dio otro vehículo, será su seguro el encargado de cubrir los gastos de reparación a través de la cobertura de Responsabilidad Civil.

Si el causante del golpe fuiste tú mismo, dependerá del seguro que tengas:

  • Seguro a terceros: No te cubrirá la reparación (pero sí la de otros vehículos si les das tú el golpe).

  • Seguro a todo riesgo con franquicia: Cubrirá la reparación del vehículo, previo pago de una franquicia pactada previamente en las cláusulas de la póliza.

  • Seguro a todo riesgo: Cubrirá los gastos de la reparación sin sobrecoste alguno.

Puedes comparar seguros de coche en nuestra web, donde encontrarás las mejores compañías a los precios más competitivos del mercado.

Pero ¿en qué consiste la ITV?

En esta inspección técnica, un profesional cualificado evaluará nuestro coche a nivel de funcionamiento, elementos de seguridad (pasiva y activa) y emisiones de gases contaminantes. Si todos estos elementos son correctos, se certificará la aprobación de la inspección de nuestro vehículo sellando la ficha de la ITV (que es un documento que debemos llevar para poder certificar que el coche es apto si nos lo solicitan las autoridades). También debemos colocar la pegatina que nos entregan en un lugar visible del parabrisas, en la que viene reflejada la fecha límite de validez de la ITV.

La sanción a la que se enfrentan los conductores que circulen sin la ITV pasada puede ser de tres tipos:

  • 200 euros si ha expirado el plazo de validez de la ITV
  • 200 euros si se circula con un vehículo con ITV desfavorable
  • 500 euros si el vehículo ha obtenido una ITV negativa

La fecha de validez de la ITV en España está establecida por ley, existiendo así una legislación clara al respecto que no admite dudas sobre los periodos de tiempo en los que debemos llevar nuestro vehículo a pasar la revisión técnica:

Los vehículos de uso privado

Los coches y las motos (que son la mayor parte de los vehículos matriculados), deberán pasar su primera ITV a los cuatro años desde que la fecha de matriculación, y después, cada dos años. Al alcanzar los diez años, los coches y las motos de uso particular tendrán que realizar anualmente esta revisión técnica.

Los vehículos industriales

Por otro lado, los vehículos industriales pasan esta inspección cada menos tiempo. Las primeras ITV serán a los dos, cuatro y seis años desde la matriculación; a partir del sexto año, y hasta el décimo, las ITV se tendrán que realizar cada año, y de aquí en adelante, cada seis meses.

Otros vehículos

Existen muchos tipos de vehículos regulados con otras normativas y distintos tiempos de validez de la ITV, como los vehículos pesados, los autobuses, ciclomotores, ambulancias, taxis, caravanas, vehículos especiales, etc.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS