Si te estás planteando cambiar de coche o comprar un nuevo vehículo eléctrico u otro modelo alternativo a los coches de combustión convencionales, el plan move 2020 sin duda te interesa.

¿No sabes que es el plan move 2020? Este plan ha sido puesto en marcha por el Gobierno que junto con el Plan Renove ofrece diferentes ayudas económicas destinadas a la compra de vehículos ecológicos. La buena noticia es que los compradores pueden adherirse a cualquiera de estos programas, porque ambos son incompatibles entre sí.

El Plan MOVES (Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible), está disponible para cualquier interesado y se puede solicitar desde el 17 de junio de 2020 en la correspondiente comunidad autónoma.

Como cada región es la encargada de gestionar esta subvención, debes saber que, si no ha sido aun activada en tu territorio, pueden solicitar la ayuda a posteriori, es decir, después de haber comprado el coche.

Presupuesto del plan move

El Plan MOVES 2020 tiene destinado un presupuesto de 100 millones de euros que está dividido en 4 líneas de actuación:

  1. compra de vehículos sostenibles
  2. instalación de puntos de recarga
  3. planes de movilidad en empresas 
  4. servicio de bicicletas eléctricas de alquiler

Lo más relevante de dicho plan es que el 70% de la partida total se reserva como subvención para la adquisición de coches nuevos. Al igual que sucedió el pasado año, en 2019, el dinero se reparte entre las diferentes comunidades autónomas según el criterio del padrón de habitantes publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los territorios que han obtenido una mayor cantidad por orden son:

  • Andalucía: 17,95 millones de euros.
  • Cataluña: 16,12 millones de euros.
  • Comunidad de Madrid: 14,15 millones de euros.
  • Comunidad Valenciana: 10,60 millones de euros.

Y los que menos:

  • La Rioja: 668.067 euros.
  • Ceuta: 180.729 euros.
  • Melilla: 180.431 euros.

Que vehículos puedo comprar con el plan move 2020

Para beneficiarte de esta subvención puedes adquirir cualquier vehículo de combustible alternativo a los tradicionales derivados de fósiles, eso sí, con un precio máximo de 45.000 euros. El inconveniente, es que estos vehículos suelen ser caros y deja fuera a los turismos eléctricos de determinadas marcas que superan dicho precio.

No obstante, dicha cantidad puede ascender hasta los 53.000 euros cuando se trata de vehículos de 8 plazas. También se establece la misma cuantía si el comprador es una administración pública o una entidad sin ánimo de lucro.

El objetivo del Plan es fomentar la movilidad sostenible. Por ese motivo los coches eléctricos son el tipo de vehículos que más se pueden beneficiar de una mayor rebaja. No obstante, este programa también contempla ayudas a la compra de modelos híbridos enchufables y de pila de combustible, furgonetas, autobuses, minibuses, motos, cuadriciclos y camiones.

Cómo son las ayudas

En el caso de los turismos, la cuantía de la ayuda varía en función del tipo de vehículo que se adquiera como son:

  • Eléctricos puros e híbridos enchufables con una autonomía igual o superior a 90 kilómetros y vehículos de pila de combustible: en este caso el descuento fijado es de 5.500 euros con achatarramiento de un coche antiguo o 4.000 euros sin achatarramiento.
  • Eléctricos puros e híbridos enchufables con una autonomía igual o superior a 30 e inferior a 90 kilómetros: para estos modelos, descuento es de un total de 2.600 euros con achatarramiento o 1.900 euros sin achatarramiento.

Requisitos para solicitar el plan moves 2020

Para ser beneficiario es imprescindible: ser persona física, autónomo, empresa privada, comunidad de propietarios, entidad local o administración pública.

Las ayudas solo se aplican a aquellos vehículos que sean de nueva matriculación y que estén inscritos a nombre del comprador. Aún así, se incluyen los modelos que hayan sido matriculados por los concesionarios a partir del 1 de enero de 2020.

Aunque no es obligatorio achatarrar un vehículo antiguo, si hemos visto que la cuantía es mayor, por lo que el coche que se entregue debe tener más de 7 años, con la ITV en vigor y haber estado bajo la titularidad del interesado durante los 12 meses previos.