Esto es todo lo que tienes que saber sobre los patinetes eléctricos

Los patinetes eléctricos pueblan calzadas, aceras y carriles bici en todas las ciudades. Si estás pensando hacerte con uno, te contamos lo que debes saber. Eléctricos

El casi recién llegado patinete eléctrico es muy cómodo y útil para los usuarios. En las grandes ciudades, el alquiler de los patinetes es una práctica que está en auge; pero siempre teniendo en cuenta que hay que adaptarse a la normativa de movilidad urbana de cada ciudad y usarlo con responsabilidad.

¿Qué es el patinete eléctrico?

Es un patinete autopropulsado gracias a un motor eléctrico que permite recorrer de forma rápida distancias cortas. La energía del motor se suministra a través de una batería que se carga conectándola a la red. Hay patinetes eléctricos de todo tipo (con asientos, con una rueda y hasta 4 ruedas, incluso sin manillar).  

El uso de los patinetes eléctricos está ya muy normalizado y empieza a ser común usarlo a diario

Allá por sus inicios, el patinete acabó siendo un símbolo de prosperidad y de la clase social adinerada. También se quiso introducir en el sistema público para el reparto del correo postal. En las décadas de los 30 y los 60 su diseño evolucionó tanto en elegancia como en funcionalidad.

En la actualidad, los patinetes en las grandes ciudades son uno de los medios de transporte más usados, sobre todo en los días laborables. Sus ventajas son muchas, tanto en comodidad como en movilidad y es una forma de cuidar el medioambiente.

¿Cuánta velocidad puede alcanzar un patinete eléctrico?

Aunque la DGT considera que la velocidad máxima para los patinetes eléctricos debe acotarse en 25 km/h, en el mercado existen distintos tipos de patinetes, llegando algunos a alcanzar los 45 km/h y superar los 500 W de potencia. Por este motivo las empresas que comercializan este tipo de productos limitan la velocidad máxima que podrían alcanzar este tipo de vehículos más potentes.

Puedes encontrar algunos modelos que incluso ofrecen más potencia, llegando a los de 1000 W de potencia que podrían alcanzar 45 km/h y los de 1200 W, que alcanzarían los 60 km/h.

Aunque este tipo de patinetes tengan más potencia, su velocidad sigue encontrándose limitada a 25 km/h por lo que esta mejora en realidad servirá para ayudar a subir cuestas y a paliar la limitación de peso del conductor de los vehículos.

¿Es obligatorio llevar casco en patinete eléctrico?

Según la nueva normativa de la DGT, si circulas en patinete eléctrico es obligatorio utilizar casco. La ausencia de casco de protección será sancionada con un importe de 200 euros y la inmovilización del vehículo.

Además de esta, existen otras faltas sancionables al conducir un patinete eléctrico:

  • Uso del teléfono móvil o de auriculares, con hasta 200 euros de multa
  • Circular por aceras o zonas peatonales, con hasta 100 euros de multa
  • Transportar pasajeros, con hasta 100 euros de multa
  • Conducción nocturna sin el apropiado alumbrado o prendas reflectantes, con hasta 200 euros de multa
  • Conducir bajo la influencia de alcohol o drogas, con hasta 200 euros de multa e inmovilización del vehículo.

¿Por dónde pueden circular los patinetes eléctricos?

Si eres conductor de este tipo de vehículos sabrás que no está permitido circular por aceras o zonas peatonales. Los patinetes deberán circular por el carril bici o la calzada y respetar siempre los semáforos. Tampoco está permitida la circulación de estos vehículos por vías interurbanas, travesías, autopistas y autovías. Otra de las zonas por la que los patinetes eléctricos no pueden circular son los túneles urbanos.

¿Los patinetes eléctricos deben asegurarse?

A día de hoy no es obligatorio contratar un seguro, aunque es muy recomendable como medida de protección personal y de terceros y es que cualquier vehículo o dispositivo que sirva para circular debería tener un seguro. Nadie puede garantizarnos que no suframos un accidente, aunque sea leve, por lo tanto, lo mejor es estar asegurado.

Por ahora solo es obligatorio tener un seguro en Benidorm, Alicante y Barcelona, con un seguro de Responsabilidad Civil – el que conocemos como seguro a terceros- además, si dispones de seguro de hogar puedes consultar qué tipo de coberturas tienes en caso de accidente o robo.

Dado que aún no está estandarizada la legislación a nivel nacional, no está muy extendido entre los usuarios el hecho de tener un seguro específico ya que, aunque sigue siendo un vehículo, de momento no es lo mismo que si estuviéramos hablando de un seguro de coche.

Además, ciertas empresas ya se han subido al carro de esta tendencia ofreciendo ofertas jugosas para asegurar los patinetes eléctricos. El precio de un seguro para este tipo de vehículo suele ir desde los 25 hasta los 55 euros al año, dependiendo de las coberturas y el modelo de patinete.

Accidente con el patinete eléctrico, ¿lo cubre el seguro?

Hay que prestar especial atención a la provincia en la que se circula porque existen lugares como hemos visto en los que sí es obligatorio contar con un seguro de Responsabilidad Civil para patinetes de motor eléctrico. Si el conductor cuenta con un seguro específico para patinetes, este se hará cargo de la indemnización necesaria para él o para terceros perjudicados en caso de accidente. Es necesario aclarar muy bien estos puntos con la compañía aseguradora, porque cada una ofrece unas coberturas y, por tanto, puede haber variaciones entre unas y otras.

Ventajas y desventajas de los patinetes eléctricos

Ventajas: 

  • Se evitan los atascos; gracias a su reducido espacio te permite tener más agilidad para moverte entre el tráfico parado o tomar una ruta alternativa.
  • Es un transporte ecológico con el que podrás acceder al centro de las ciudades en el caso de que tengan protocolos para la movilidad sostenible.
  • Es un medio de transporte que compatibiliza la movilidad diaria con los paseos divertidos en familia, ya que también hay patinetes eléctricos para niños.
  • Es muy práctico, pequeño, ligero y, además, plegable, por lo que a la hora de guardarlo no ocupa mucho espacio.
  • Es económico.

Desventajas: 

  • No es un juguete; aunque sea divertido hay que tener en cuenta que es un medio de transporte y sufrir un accidente puede ser muy peligroso.
  • Cargarlo lleva su tiempo; según el modelo de patinete, tarda más o menos tiempo en cargar completamente la batería.
  • Las horas de autonomía del patinete acaban reduciéndose. Un terreno irregular o circular por pendientes hace que se agote antes la batería del vehículo.
  • No se puede aparcar en la vía pública, por lo que siempre deberás llevarlo contigo o atarlo en un aparcamiento para bicis.

Tipos de patinetes eléctricos

Juguete

Se considera un juguete a los patinetes de menor tamaño y menos potentes. Funcionan por tracción humana o por dispositivos con motor eléctrico que no superan los 6 km/h.

Vehículos de movilidad personal (VMP)

Son los vehículos que llevan un sistema de motorización eléctrica y puede ir a una velocidad máxima de 25 km/h (patinete eléctrico, monociclo eléctrico, segway). Este tipo de vehículos no pueden usarse por las aceras. 

Hay 3 categorías, que se clasifican según su altura, peso o del grado de peligro que pueda causar:

  • Tipo A: son los vehículos de una o dos ruedas y los patinetes eléctricos. No pueden superar una velocidad máxima de 20 km/h, su peso no supera los 25 kg, con capacidad para una persona.
  • Tipo B: son los patinetes eléctricos con asientos y los segways. No pueden superar una velocidad máxima de 30 km/h, su peso es menor de 50 kg y con capacidad para una persona.
  • Tipo C (C0, C1 y C2): son vehículos de mayor anchura, velocidad máxima de 25 km/h, puede llegar a pesar hasta 300 kg y tienen capacidad para tres personas.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS