¿Es obligatorio matricular un ciclomotor?

Hay veces que ciertas cosas nos parecen una obviedad, pero ¿hay que matricular un ciclomotor? Y ya que preguntamos, ¿es obligatorio asegurarlo? Motocicleta

Quizá te haces esta pregunta porque estás a punto de presentarte al examen teórico para sacar el carnet de conducir. Si es así, podemos decirte que , que es obligatorio. Si has llegado hasta aquí desde nuestro blog dentro de El Corte Inglés Seguros, quizás has leído ya nuestro artículo sobre el seguro de motos clásicas, te recomendamos la lectura de este post para saber más acerca de la matriculación de ciclomotores.  

 Los ciclomotores están obligados a llevar matrícula

En la actualidad, son muchos los vehículos que tienen la catalogación de ciclomotores, es decir, vehículos de dos ruedas que no superan los 50 centímetros cúbicos de cilindrada, ni los 45 kilómetros por hora de velocidad. Desde las típicas motos con las que algunos empezamos en su día, hasta vehículos más modernos, eléctricos, y que favorecen la movilidad urbana. Cualquiera de estos vehículos ha de pasar por el trámite de la matriculación.

Ya, pero a mí me sonaba…

Si, es cierto que antes estos vehículos estaban exentos de la obligatoriedad de la matriculación ante la Dirección General de Tráfico, y se dejaba pendiente de la normativa municipal al respecto. Pero esto cambió en el verano de 1999, haciéndose desde entonces obligatorio que los ciclomotores estuvieran matriculados cumpliendo con la normativa nacional.  

Los motivos que se esgrimieron en su día para hacer obligatorio este trámite fue la necesidad de facilitar la búsqueda de los ciclomotores que sufrían robos, muy habituales en las grandes ciudades, así como la necesidad de identificar a aquellos que de algún modo infringían la normativa o provocaban algún siniestro. En último lugar, es cierto también que la normativa europea contemplaba esta obligatoriedad.

Trámites en la actualidad

Lo cierto es que, hoy, la obligatoriedad de matricular un ciclomotor existe y afecta a todos los ciclomotores, independientemente de su antigüedad. Te contamos los trámites, aunque ya te adelantamos que, si la intención es la de matricular aquella moto con la que empezaste y que ahora quieres volver a rodar, el trámite es bastante más complejo.  

Si el ciclomotor es nuevo, lo habitual es que salga del concesionario con los trámites ya hechos (la documentación), quizás incluso dentro del precio final de la operación han incluido estos trámites. Pero si no es así y hemos calculado un posible ahorro haciendo el trámite nosotros, los pasos a seguir son los siguientes:

  • Impuesto de matriculación: Sí, llevas razón, un vehículo de la cilindrada de un ciclomotor, 50cc o menos, está exento del pago de este impuesto. Pero pese a ello, la presentación del modelo 06 en la oficina de Hacienda más próxima es obligatoria. 
  • Impuesto de circulación: También conocido como Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, de este no nos libraremos, aunque es cierto que hay diferencias sustanciales que se aplicarán a nuestro ciclomotor dada su potencia.
  • Compra del número de matrícula: Necesitarás acreditar el pago de los impuestos anteriores (y la exención del primero), la tarjeta de inspección técnica del vehículo, la ficha técnica del ciclomotor, y los documentos que te identifiquen, es decir, el DNI y el permiso de conducir
  • Impresión de la placa de matrícula: Una vez pagado el trámite, que tiene un precio de 27,30 euros, tendremos nuestra matrícula. Ya sabes que en el caso de los ciclomotores es diferente al del resto de vehículos: dígitos negros sobre fondo amarillo, y de 10 cm por 16,8 cm.  

Si te encuentras en el caso de querer matricular un ciclomotor que se fabricó antes de 1999, y para que no se rematriculó dentro del plazo que la Dirección General de Tráfico designó, el trámite va a ser más caro y complejo. En primer lugar, es posible que el ciclomotor no se encuentre homologado para cumplir con la normativa europea, ya que las exigencias en cuanto a seguridad y emisiones han cambiado sustancialmente. 

Recuerda matricular y asegurar tu ciclomotor para poder usarlo

Es el momento de valorar si queremos matricularlo como vehículo histórico; el trámite para conseguirlo tiene un valor final de entre 800 y 1.000 euros, por lo que para según qué ciclomotor podemos vernos en el caso de que lograr esa catalogación es más caro que el valor real del ciclomotor.  

Si aún así quieres dar el paso, prepara también la acreditación de la fecha de fabricación, o la fecha de compra, para demostrar su edad y que pueda ser declarada como clásica. Después deberá pasar la ITV, donde se reflejará si debe quedar exenta de circulación en determinadas condiciones, o si puede circular en todo momento. Una vez recibida la categoría de “histórica” podrás matricularla.  

Por lo tanto, una vez que hemos recuperado ese ciclomotor antiguo, es el momento de cumplir con dos requisitos obligatorios: su matriculación de acuerdo a los trámites actuales, y la contratación de un seguro de ciclomotor que al menos cubra la Responsabilidad Civil (del cual hablaremos más adelante), ya que si decides circular con ese ciclomotor a falta de alguno de estos trámites podrás, en primer lugar, ser sancionado y, en segundo lugar, verte en problemas aún mayores en el caso de sufrir un accidente. 

¿Dónde debe llevar la matrícula un ciclomotor?

Parece algo obvio, pero se trata de una pregunta frecuente. Un ciclomotor, según la normativa vigente, debe llevar una sola placa de matrícula en la parte posterior del mismo, en posición vertical (o tratando de que esté lo más vertical posible), centrada en el plano longitudinal, y por encima del guardabarros posterior (siempre que el ciclomotor disponga del mismo). 

No llevar la placa de matrícula, o llevarla en tal estado de deterioro que sea ilegible, es motivo de sanción por parte de las autoridades competentes.

¿Es obligatorio asegurar un ciclomotor?

De la misma forma que para poder circular con nuestro ciclomotor debemos matricularlo, tenerlo asegurado es obligatorio, por lo menos, con el seguro de Responsabilidad Civil Obligatorio. Todos los vehículos deben estar asegurados para poder cubrir al menos los daños a terceros derivados de un accidente del cual seamos causantes. 

Si quieres comparar seguros de moto o ciclomotor, no dudes en pasarte por nuestra web para echar un ojo a los diferentes seguros que podemos ofrecerte, ya que solo trabajamos con las mejores aseguradoras para garantizar la calidad de nuestras pólizas. También podrás recibir asesoramiento gratuito por parte de nuestros expertos en seguros, con los que podrás contactar a través de la web, telefónicamente, o acudiendo a nuestras oficinas de El Corte Inglés Seguros de manera presencial.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS