¿Cuándo tengo derecho a una ambulancia?

¿Cuándo tengo derecho a una ambulancia? Vida Saludable

En este artículo podrás informarte acerca de

Calcula tu seguro de salud

Aunque puede ser una cobertura que resulta desconocida para muchos, hay ocasiones en que se hace necesario un transporte en ambulancia para determinados pacientes y dicho traslado puede estar incluido en nuestro seguro de salud. Sin embargo, se trata de una cobertura que resulta habitualmente desconocida para el público en general. 


En esta ocasión, no hablamos del transporte en ambulancia debido a un accidente de circulación, en el que queda comprometida la vida o la posibilidad de sufrir un daño irreparable. Estos transportes de urgencia están incluidos en los seguros de coche.

Solicitar una ambulancia para el traslado

Los servicios de emergencia a los que podemos llamar mediante los teléfonos 112 o 061 enviarán una ambulancia para hacerse cargo de situaciones de urgencia vital fruto de cualquier accidente. Sin embargo, hay otras ocasiones en que se puede hacer necesario el transporte en ambulancia, y será entonces cuando debamos llamar a nuestra compañía aseguradora y programar la presencia de una ambulancia que garantice el traslado seguro del paciente.

Estos transportes pueden hacerse necesarios en pacientes cuyo estado físico no sea el adecuado para usar el transporte público, por su edad o por su situación, y por lo tanto, tras una prescripción por parte de un facultativo de la compañía aseguradora de la que seamos clientes, podrán programar su traslado en ambulancia desde su domicilio hasta el centro sanitario que les corresponda, y en caso necesario, desde dicho centro de vuelta a su domicilio.  

Es necesario hacer hincapié en el hecho de que dicho traslado debe ser prescrito por un médico del cuadro médico de la aseguradora, que habrá evaluado con anterioridad la situación del paciente y determinará que se debe hacer uso del servicio de traslado en una ambulancia. Asimismo una vez obtenida la prescripción médica, la mayoría de las aseguradoras requieren que se tramite autorización con  la aseguradora antes de solicitar la ambulancia. Así, deben mediar causas clínicas para que este transporte tenga lugar, dejando aparte cualquier otro motivo como pudiera ser la distancia al centro sanitario, o la imposibilidad económica de hacer frente a un gasto de traslado en servicio público.  

Por lo tanto, el primer requisito es la prescripción médica del traslado por motivos exclusivamente clínicos. El segundo requisito tiene que ver con el origen o destino de dicho traslado, que de forma obligatoria siempre deberá ser un centro sanitario. No se contemplan por tanto traslados de un domicilio a otro.  

Estos traslados suelen darse en pacientes que se encuentran en un proceso asistencial con una duración larga, o espaciada en el tiempo, como pueden ser los tratamientos de diálisis o de quimioterapia. Por otra parte, si el estado de salud del paciente o su edad así lo recomiendan, el traslado en ambulancia se podrá realizar con un acompañante.  

Si comparamos las prestaciones que encontramos en nuestras compañías aseguradoras de referencia, podemos ver que Sanitas contempla este tipo de traslado en ambulancia para pacientes que vayan a quedar hospitalizados o acudan en régimen de urgencia y bajo la cobertura de Sanitas, así como para aquellos pacientes con la necesidad de recibir sesiones de quimioterapia o de radioterapia. Adeslas para el traslado dentro de la provincia de residencia de los enfermos cuyo estado físico lo requiera. Cobertura exclusivamente desde el domicilio del asegurado al hospital o viceversa y sólo para ingreso hospitalario o asistencia de urgencia. Ambas entidades no contemplan, entre otros, los desplazamientos para rehabilitación y fisioterapia.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS