Cuidar del hogar es posible si conoces algunos trucos caseros. Hay cientos de ellos, muy prácticos, sencillos de aplicar y que pueden ayudarte a mantener tu casa y todo lo que esta contiene, como nuevo.

Los objetos que nos ayudan a realizar tareas domésticas diarias, son fundamentales para el mantenimiento de nuestro hogar: escobas, fregonas, aspiradores, planchas… Precisamente es en el mantenimiento de este último objeto mencionado, la plancha, en el que nos vamos a centrar.

Limpiar la plancha es una tarea que debemos realizar para evitar que la suciedad de su superficie manche o estropee nuestras prendas cuando las planchemos.

Existen muchas maneras de limpiar una plancha, pero hoy en este artículo vamos a centrarnos en una en concreto que nos ha llamado la atención por los elementos que entran en juego en su realización y la eficacia de los mismos. Nos referimos a limpiar la plancha con aspirina. Es curioso, pero funciona.

Las aspirinas son medicamentos muy presentes en el botiquín de cualquier hogar. Por lo tanto es un elemento que siempre se encuentra a mano y es sencillo de conseguir.

Aunque el uso de la aspirina suele centrarse en problemas de salud, para aliviar algunos tipos de dolores o molestias, lo cierto es que su composición química es perfecta para la limpieza de la base de la plancha.

Para limpiar la plancha con aspirina, lo primero que debes hacer es enchufar este aparato eléctrico y templar la base metálica. Una vez que esté templada y no demasiado caliente, para evitar quemaduras, frota una aspirina sobre la base sucia.

Deja que el producto actúe unos minutos. Una vez reposado, elimina los restos de aspirina y suciedad pasando un trapo de algodón sobre la superficie.

Al igual que nos preocupamos en conocer trucos para eliminar manchas de grasa de nuestra ropa, para que no destiña e incluso para tenderla de forma correcta, no olvides que el momento de la plancha también es fundamental para cuidar de tus prendas.

Si la plancha está sucia, perderá su eficacia y tu ropa se estropeará. Por lo tanto, no dudes en aplicar este truco de limpiar la plancha con aspirina siempre que lo necesites. Es un remedio muy económico, su efectividad es inmediata, ya que eliminará la suciedad en pocos minutos, y es muy fácil de realizar. Además, no se trata de un truco que a la larga pueda estropear este electrodoméstico tan necesario en cualquier hogar.