Todos nos hemos despistado alguna vez cuando estamos planchando. ¿Quién no ha apoyado la plancha caliente sobre alguna prenda o sobre la tabla para hacer rápidamente otra cosa y se ha olvidado de retirarla? El olor a quemado nos alerta y acudimos corriendo antes de que pase nada en nuestro hogar, pero ya es tarde. La prenda o la tabla se han arruinado y la plancha se ha quemado.

Cuando esto ocurre, no descartes la posibilidad de arreglar el estropicio. La prenda, seguramente acabará en la basura, pero la plancha puede tener solución. Antes de deshacerte de ella y gastar dinero en una nueva, debes saber que hay varios trucos para limpiar una plancha quemada que pueden ser de gran utilidad. Atento:

• Nuestro primer consejo es que no esperes a que ocurra un accidente de este tipo para limpiar la plancha. Si realizas una limpieza habitual de la misma, pasando un trapo húmedo con detergente suave, será más sencillo eliminar la mancha de quemado en la plancha cuando ésta aparezca.

• Otro truco para poner en casa en práctica para limpiar la superficie de una plancha quemada, es aplicar sobre ella vinagre blanco. Calienta un poco de este producto y frota de manera suave la zona quemada con un paño impregnado en él. Si la mancha se resiste, puedes disolver sal o bicarbonato de sodio en el vinagre para que su efecto limpiador sea más potente.

• La sal sola también puede ser utilizada para limpiar planchas quemadas. Esparce sal gorda sobre un paño. Después calienta la plancha y pásala sobre el paño, frotando la base metálica sobre la sal. Por último, apaga la plancha y una vez que se enfríe, pasa un paño húmedo para terminar de eliminar la suciedad de la zona quemada. Si esparces la sal sobre papel de periódico y realizas la misma acción descrita, con cuidado de que la plancha no esté lo suficientemente caliente como para quemar el papel, la base puede quedar limpia y reluciente de una manera sorprendente.

• Un último truco para limpiar la plancha quemada, es verter cera de velas sobre la base metálica manchada. Frota una vela sobre la mancha con la plancha encendida. Después retira la cera con un paño. La mancha de la quemadura desparecerá.

Un consejo adicional es que, si la mancha de la quemadura ha alcanzado los orificios de la plancha, uses un bastoncillo para los oídos impregnado en vinagre blanco. Introdúcelo en los agujeros y frota la mancha con él hasta que desaparezca.

Vive con la tranquilidad de saber que tu hogar está protegido. Consulta cómo con nuestro asesor.