En ocasiones, navegando por la red, quedamos completamente alucinados al comprobar que hay personas (en el planeta Tierra) que son capaces de cocinar todo lo que se les pasa por la cabeza con el microondas. ¡Eso es todo un arte!

A decir verdad, es más gente de la que, a priori, parece y desde aquí lanzamos un llamamiento mundial para que nos enseñen todas las recetas necesarias para sobrevivir. ¡Queremos aprender!

Como acabáis de comprobar, estamos descubriendo las virtudes de cocinar con el microondas porque los más modernos son más parecidos a un horno que a un micro de los de hace 10 años (ahora entendemos a los gurús del mircro). Algunas de las ventajas de utilizar el microondas para cocinar en tu día a día son:

  • Ahorro de tiempo. No tienes que estar esperando a que el horno se caliente, es llegar y cocinar.
  • Velocidad de cocción superior a la de un horno regular debido a la vibración de las moléculas de agua que se encuentran dentro de los alimentos.
  • Los alimentos están menos tiempo expuestos al calor.
  • Se limpia de forma rápida y sencilla. Parece que no pero todo suma.
  • Hay quien defiende que el mejor método de cocción para conservar los nutrientes de los alimentos es el que calienta de forma más rápida como el microondas.
  • Facilidad para preparar salsas y postres de tipo bizcochos.
  • No nos olvidemos de la capacidad de descongelar alimentos que tantas veces nos ha salvado la vida… ¡es una de sus mayores virtudes!
  • Una investigación llevada a cabo por la revista Journal of Food Science defiende que cocinando en microondas se mantienen mejor los componentes antioxidantes de alimentos como espárragos, cebolla o judías. ¡Interesante!  

Aunque tiene muchos detractores, el microondas sigue siendo un componente indispensable de nuestras cocinas (como un seguro de hogar dicho sea) aunque cada vez es más sofisticado en diseño y funciones.