¿Cuántas veces van hoy? ¿Tres, siete, diez…? Seguro que esta mañana ya has visto la típica tosta de aguacate con el filtro bonito en Instagram y sus correspondientes hashtags: #Avocado, #HealthyLife, #Yummy… ¿Nos equivocamos? Pues que sepas que por muy “postureta” que parezca, el aguacate es realmente muy muy saludable para la salud. A continuación te damos ocho razones por las que –si aún no lo has hecho-, debes incluirlo en tu dieta.

  • Para el colesterol. El aguacate contiene Omega 3, que ayuda a reducir los niveles de colesterol malo de nuestro organismo.
  • Vitaminas de todo tipo. A, C, D, E, B-6, B-12 y K, vamos, casi todas las del abecedario…
  • Anticancerígeno. Su alto contenido en vitaminas ayuda a reducir el riesgo de cáncer.
  • Para la memoria. Esta fruta que a priori parece tan simple también contiene ácidos grasos monoinsaturados, que contribuyen a mejorar nuestra memoria y concentración.
  • Beneficioso durante la lactancia. Pues sí, futuras mamis: el aguacate hace que nuestra leche sea rica en fibra, ácidos grasos, vitaminas… ¡Ya sabes!
  • Para la piel. Una mascarilla de aguacate es súper hidratante, nutritiva y regeneradora para nuestra piel.
  • Afrodisíaco. Su contenido en potasio y fibra hacen que el ritmo sanguíneo mejore y la actividad eréctil funcione a la perfección… Interesante, ¿no?
  • Para adelgazar. Acelera el metabolismo, controla el nivel de grasa en sangre y sacia bastante. Eso sí, no abuses o el efecto puede ser el contrario.

Como ves, el aguacate es un fruto súper saludable que puede reportarnos un montón de beneficios y, además, es súper fácil incluirlo en nuestra dieta: en ensaladas, tostas, y por supuesto como ingrediente principal del guacamole, ¡que está buenísimo! Lo más importante es mantener una dieta equilibrada para cuidar bien de tu salud.