¿Qué hace el seguro si se quema mi casa?

Ante un incendio en nuestra casa conviene tener un seguro que nos cubra si se quema la casa. Pólizas

Un siniestro en nuestra vivienda, como un incendio, puede costarnos una gran cantidad de dinero para su reparación. Pero si además el fuego se ha extendido causando daños en nuestra comunidad de vecinos, puede suponer el pago de una cuantiosa indemnización, especialmente si alguien resulta herido en el siniestro, siendo probable que nuestro patrimonio no pueda afrontarlo.

Por este motivo, contratar un buen seguro de hogar puede ser una solución, siempre que los capitales y coberturas sean suficientes para cubrir los daños causados. Lo primero que debes saber es que cuando hablamos de un seguro de incendios nos estamos refiriendo a una póliza de daños, que es la más antigua y la que dio origen a los seguros de hogar. 

En España, la mayoría de los propietarios e inquilinos contratan una póliza de seguros de hogar para proteger sus viviendas y las pertenencias que tienen en ellas ante incidentes como incendios, robos, inundaciones, rotura de cristales, etc. Recuerda que es importante conocer bien lo que cubre tu seguro para saber lo que incluye realmente. Si aún no cuentas con una póliza de seguros de hogar visita nuestro comparador de seguros de hogar y encuentra el mejor precio.

Si se contrata un seguro de hogar con la cobertura de incendio, según dicta la Ley de Contrato de Seguro, el asegurador tendrá que indemnizar los daños causados por el incendio cuando este se origine por caso fortuito, como la caída de un rayo, malquerencia de extraños, en caso de que lo produzca un pirómano, negligencia propia o de las personas de quienes se responda civilmente. Sin embargo, lógicamente, cuando el incendio se origine por dolo o culpa grave del asegurado, la aseguradora puede rechazar cubrir el siniestro.

Evitar un incendio no siempre es posible y tanto el fuego como el humo pueden causar numerosos problemas en una vivienda: desde daños estructurales, aparatos e instalaciones destrozadas, a la incontable suciedad que se genera, etc.

¿Qué cubre el seguro en caso de incendio?

Algunas de las coberturas más comunes de estas pólizas son:

  • Daños ocasionados por un incendio: esta garantía cubre los daños ocasionados por las llamas. La indemnización se estipulará en función de las condiciones establecidas en la póliza, así que, de ahí la importancia de revisarla para no incurrir en un sobreseguro o infraseguro, por un exceso o defecto en los capitales asegurados, y tener siempre claro si hemos asegurado el continente y/o el contenido.
  • Alojamiento provisional: algunas pólizas pueden ofrecer al asegurado costear el precio de otro alojamiento (hotel o apartamento) por la inhabitabilidad de la vivienda debida a un siniestro cubierto, mientras busca otra vivienda o bien se realizan las reparaciones de la vivienda asegurada.
  • Coste de los bomberos: mucho ojo con esto porque apagar un fuego y rescatar a las personas de un hogar en llamas puede salir caro ya que, si el incendio comienza a causa de un descuido del dueño, los costes de extinguirlo podrían tener que ser asumidos por él si no tiene contratado un buen seguro.
  • Reconstrucción del jardín: si tienes jardín es posible que muchos elementos del mismo se puedan ver afectados por un incendio, y hay seguros que también incluyen los daños que sufran los árboles, arbustos o césped propiedad del asegurado.

¿Qué no suelen cubrir los seguros de hogar en caso de incendio?

Has de saber que los seguros que incluyen la cobertura de incendio no suelen cubrir los daños causados por la acción del calor sin gran capacidad de propagación, como la quemadura de una plancha o la de un cigarrillo, ni tampoco objetos que puedan caerse en el fuego fortuitamente, si este fuego estuviese en un espacio convenientemente limitado, como una chimenea.

En cuanto a los objetos de valor tales como joyas, dinero en efectivo, objetos artísticos o colecciones especiales, solo estarán incluidos en el caso de que previamente se haya pactado su inclusión en la póliza y estén debidamente identificados en el seguro.

¿El seguro cubre un incendio si estoy de alquiler?

Siempre existe una posibilidad de sufrir un robo, un incendio o un problema grave en alguna instalación de nuestra vivienda de alquiler. Uno de cada cinco hogares tiene anualmente un problema que requiere una reparación con un alto desembolso económico.

En el caso de los pisos alquilados, tanto el arrendatario como el arrendador pueden contratar una póliza de seguros de hogar con cobertura de incendio

Podemos prevenir el riesgo económico que esto supone. Para que el seguro se haga cargo de los costes del siniestro en un piso alquilado el inquilino debe demostrar que no tuvo responsabilidad alguna en el suceso. Cuando el inquilino no tiene la posibilidad de demostrarlo adquiere de forma inmediata la responsabilidad.

¿Qué hacer después de un incendio? Pasos a seguir con el seguro

El shock que produce presenciar un incendio en tu vivienda junto con la pérdida de objetos valiosos e importantes puede dejarte en un bloqueo temporal que te impida actuar debidamente. Te damos una serie de pasos a seguir tras un incendio:

  • Lo primero que debes hacer es encontrar un lugar seguro para quedarte, sin importar la magnitud de los daños en tu vivienda, ya que lo más probable es que no puedas quedarte en ella.
  • Comunicarte con tu entidad aseguradora es el siguiente paso a dar. Comunica el siniestro para que la entidad aseguradora pueda empezar la tramitación, peritación, evaluación y aprobación de este.
  • Asegura tu propiedad. Este paso es importante en caso de ventanas o puertas rotas para evitar saqueos.
  •  Si tu vivienda solo ha sido dañada deberás realizar una limpieza, pero solo podrás hacerlo después de la peritación de tu casa y cuando hayas obtenido el informe del incendio. Si vas a realizar la limpieza tú mismo deberás tener cuidado con el hollín, ya que inhalarlo puede resultar peligroso para la salud.
  • Busca apoyo psicológico si lo crees conveniente para ti o para algún familiar; este tipo de situaciones puede generar estrés, ansiedad y miedo. Muchas entidades aseguradoras incluyen dentro de sus coberturas este tipo de servicios.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS