Un estudio revela que el 20% de los coches no rebasa bien a los ciclistas. Así, uno de cada cinco coches no sabe o no quiere saber cómo adelantar a un ciclista, ya que no respetan la distancia mínima de seguridad (1,5 metros) cuando adelanta a un ciclista. Este tipo de conductas pone en riesgo la integridad física del ciclista y son contrarios a una conducción segura.

Los adelantamientos a los ciclistas sin guardar la distancia de seguridad son considerados como una infracción grave multada con 200 euros y 4 puntos. Estos adelantamientos son más comunes cuando el nivel de tráfico es alto, un 20% más, y en determinados días, como son los lunes, viernes y domingos. Por contra, los sábados la conducta mejora casi un 5%, según los datos de un estudio llevado a cabo por el Centro de Estudios Ponle Freno-Axa de Seguridad, que revela que este momento es uno de los más peligrosos para este colectivo.

Para llegar a estas conclusiones, dos ciclistas amateurs recorrieron durante dos meses más de 7.600 kilómetros por ocho comunidades y 15 provincias equipados con un aparato especial para medir la distancia a la que les adelantaban los vehículos. En total participaron en más de 30.000 adelantamientos. De ellos, el 19% atentaban contra la seguridad en la carretera al no respetar la distancia mínima de seguridad.

Para adelantar a un ciclista, hay que dejar un metro y medio y , hacerlo a una velocidad moderada, ya que si se pasa rápido el rebufo que se produce puede ser peligroso para el ciclista.

Tampoco se debe adelantar a otro vehículo cuando viene un ciclista de frente ni tocar el claxon. Se puede invadir el carril contrario si no hay peligro y al realizar el adelantamiento hay que hacerlo como si el ciclista fuera un tractor lento.

Un poco de sentido común y unas pocas normas de convivencia son vitales para mantener la seguridad en la carretera. Si un adelantamiento es peligroso para alguna de las partes, ten paciencia. Ya llegará tu momento.

Artículo patrocinado por Fénix Directo